Menu

EAGAINST.com

Que nos hagamos mineros

Para la mayoría, la palabra revolución no significa nada más que un momento indefinido en el futuro lejano, cuando la sociedad entera explote y salga por las calles y sin poder aguantar más la injusticia pida (y reivindique) el cambio del régimen. Para otros, la palabra revolución ha acabado por ser un proceso-fetiche, según el que, de forma repentina y determinista, casi metafísica, ¨las condiciones van a madurar¨ y un equipo de revolucionarios profesionales va a ocupar los palacios invernales o el Parlamento, va a eliminar a los ¨hipócritas¨ y dentro de pocos meses todo será de color de rosa. Los obreros estarán en el poder, representados por un gobierno central (pero seguirán siendo obreros, a la vez). Y los agricultores, igual, mientras que los progresistas del pasado, que en principio se pusieron contra el régimen antiguo, se van a convertir en conservadores (a favor de su liderazgo, que supuestamente habrá llevado a la clase obrera a la victoria). Por otro lado, algunos tienen la firme convicción que la revolución es, de alguna manera, una evolución inevitable e intentan prepararla de forma ¨científica¨, como si se tratara de algún asunto de mecánica, de estrategia y de voluntad y no de un proceso continuo, fuera de su epistemología revolucionaria antigua (y de alguna manera rara, también metafísica). Al final, otros se creen ya revolucionarios, quietos en un narcisismo virtual, que es la conclusión – según ellos- del material contra el sistema que suben a internet. Por supuesto, existe una minoría ridícula (que, sin embargo, cuanto más incrementa, menos ridícula es, que provoca más el asco, o aún, el miedo, que la risa), que cree que el sentido verdadero de la revolución está en la imposición exitosa de un golpe de estado, por ejemplo, porque esto es lo que necesitamos, porque durante la dictadura de Papadopulos no había paro y….. ¨ (sigue un delirio que no se puede describir).

Y nosotros nos preguntamos: ¿acaso la revolución no tiene una significación única, que es el proceso continuo (fuera de fronteras nacionales) del cambio social, con el objetivo de una vida mejor para todos, basado en dos ejes primordiales, la igualdad y la libertad, la libertad y la igualdad? ¿la controversia interior y continua de la sociedad y la revisión de sus instituciones? Como decía Cornelius Kastoriades, ¨revolución no significa ríos de sangre, ocupación de los palacios invernales etc. Revolución significa transformación radical de las instituciones de la sociedad […]. Para que pueda existir una revolución así, la organización psicológica del hombre occidental tiene que cambiar y también su actitud hacia la vida, en breve, su imaginario. Como imaginario, el gran filósofo griego-francés define una mezcla de significaciones sociales, que confieren sentido a una sociedad y no viene de una o más deliberaciones anímicas de personas o de grupos concretos.

De todas formas, hablando de revolución, tanto si cada uno de nosotros se refiere a su ilusión revolucionaria, como si a deliberaciones pro-revolucionarias reales, tanto si la revolución se percibe de forma más dinámica o más estática o como si consideramos muy importante su dimensión de rebelión o su duración revolucionaria, el camino de la acción es inevitable. Nosotros nos vamos a limitar sólo al análisis teórico de la revolución ignorando las palabras de Kastoriades, que ¨la sociedad y la historia no se someten a las leyes que podríamos tener sólo en su teoría. La historia es el área de la creación humana y esta creación está sometida a unas condiciones concretas ¿ pero estas condiciones no la determinan? ¿sólo le trazan un cuadro?¨. (Nosotros creamos la historia. La historia es algo nuestro y somos responsables de ella). Así ¿seguiremos viviendo en la indigencia y en la miseria anti-creativa esperando ¨que pasen los malos tragos¨ y cuando ¨el sol vuelva a salir¨, seguiremos sobreviviendo despreocupados en nuestro paraíso consumista? ¿Nos vamos a adaptar en la miseria (porque, como mucha gente dice ¨este mundo es así y no cambia¨) y nos vamos a acostumbrar a la muerte? ¿O ya es tiempo que nos preguntemos si al final hay vida antes de la muerte?

La pasividad, a la que se cayó la sociedad durante el período preelectoral y postelectoral, es casi seguro que se acabará muy pronto, puesto que cada vez más gente acaba en la indigencia, con progresión geométrica. Más que 10.000 personas están ahora mismo en una situación de desesperación y esto será más evidente los meses que vienen, cuando la grasa que estaba conservando a mucha gente se habrá desaparecido revelando sus huesos. Las propuestas de la mayoría son conocidas, más o menos: la creación de (anti)estructuras de solidaridad, de consultorios sociales, de ranchos de los pobres, de cocinas colectivas etc. Sí, nosotros también hemos hecho propuestas y hemos participado en acciones sociales de solidaridad para nuestros prójimos, que están en la misma situación que nosotros, o en peor.

Pero ya es muy evidente que en este caos, en esta confusión, en esta desesperación difusa y en este pánico el margen se estrecha demasiado:

  • La oligarquía dirigente se vuelve cada vez más desaprensiva, más insaciable y voraz abandonando cada tipo de pretexto ante la posibilidad de la pérdida mínima de ganancias.
  • El estado, en el punto que tenía un papel de re-reparto y de árbitro, a fin de suavizar los contrastes o la sensación de la gente sobre la existencia de estos contrastes, se destruye concediendo a particulares los sectores vitales y guardando ya por si mismo casi sólo el papel del cobrador y del madero. El estado de derecho y del bienestar – las poquísimas garantías urbano-democráticas, que apenas funcionaron – son abolidos, en principio en cuanto a su aplicación y luego de forma legislativa para conceder su posición a una explotación declarada y mucho más violenta de una parte inmensa de la población.
  • Los patrones, grandes y pequeños, se descaran cada vez más, en el país donde el derecho laboral se ha abolido concediendo su posición al derecho de los contratos laborales, es decir, al derecho del más fuerte.
  • Los medios de comunicación están que echo, a veces por simple incapacidad y a menudo debido a la interdependencia dejando al lado la capa de la información objetiva y teniendo de forma cínica el papel del analista político neoliberalista infalible y del madero-juez televisivo.
  • Los fascistas encuentran un campo de acción obrando con demagogia, cada vez de forma más imbécil y consecuentemente más peligrosa, en una sociedad que se está derrumbando y que se vuelve fascista debido a la parálisis total de la espontaneidad y a su incapacidad de escuchar a ella misma, de meditar y de interpretar. La dominación de los gusanos y de cada tipo de aves rapaces asustados y aterradores es normal donde haya tanta corrupción.

En Grecia del memorándum, en la ¨Patria¨ del pueblo que ¨todos sus malos son por culpa de Merkel¨, que aunque ha quebrado, vota al mismo tiempo por la persona política aún más quebrada y gamberra por la que pudiera votar (según las órdenes de Merkel, que tanto odia) para que no pierda los depósitos que en realidad no tiene, en el país donde el nuevo rival del neoliberalismo se vuelve cada vez más en el tumor cancerígeno más vomitivo y neonazi que pudiera percibir la mente humana, en el país de los lifestyle expertos en conspiraciones, de la nobleza de los curas, del gentío cristiano, deleitado con el vulgo totalmente homofóbico del gobernador provincial de las cadenas de la tele y ex cantante de repertorio de bajo nivel Psomiadis y del gran estafador Efrem [ véase escándalo del monasterio de Vatopedi], en el país del retroceso y de los por doquier nacionalistas – fascistas, de la Izquierda que se limita a las protestas parlamentarias huyendo como alma que lleva el diablo incluso el pensamiento de la ayuda de la organización de un movimiento de desobediencia masivo y social y el apoyo a luchas semejantes (una huelga general, por ejemplo), nos hemos perdido todos en un círculo vicioso de populismo, donde domina el discurso insignificante y sin base del orador más chabacano o del explotador más aparentemente serio (que en realidad no lo es).

¿Qué hacemos, entonces? ¿Cuánto pueden ayudar los almacenes sociales y las otras estructuras de solidaridad? Sí, van a aliviar directamente a muchos de nosotros ¿pero por cuánto tiempo? ¿Qué va a pasar cuando ninguno vaya a poder ayudar a sus prójimos? ¿Nos vamos a alimentar con las migas de los nuevos señores feudales de los ex bienes comunales y de los medios de producción? ¿Y hasta qué punto nos vamos a limitar al hábito de la supervivencia? Al final ¿hasta qué punto estamos buscando la revolución misma, que sí, por un lado se va a basar en anti-estructuras, pero exige algo más que esto? ¿Es suficiente una bolsita de arroz y un bote de aspirinas? Incluso si supuestamente encontramos la solución del problema económico (que, como parece, es el único que nos importa ahora mismo) ¿estaremos satisfechos viviendo en una sociedad sin ningún sentido, aparte del racionalismo de la ganancia (esto significa que no nos va a importar lo que pasa en la vida de nuestro vecino, siempre que nuestros ingresos aumenten), alienados y aislados, buscando el sentido de la vida a través del consumo de productos-basura? ¿Seguiremos prestar atención a los estadistas cuando hablen de desarrollo económico y de prosperidad, tanto por los números, como por la falsa felicidad? Puesto que no nos suicidamos ¿por qué no decidimos vivir?

Sin trabajo, trabajando para nada o con el miedo de perder incluso lo mínimo que nos ofrece nuestro trabajo, sin hogar, sin comida o sin electricidad, sin tener ya nada que perder, sería bueno que nos inspiráramos en algunas personas que no tienen miedo de luchar. En el otro extremo de Europa, en Asturias de España, algunos han decidido levantarse contra a todos los que viven a peso de ellos y no piensan en que sus pulmones les pueden traicionar de un momento a otro. Algunos han optado por el afrontamiento reivindicando sus vidas y aceptando la solidaridad de movimientos de todo el mundo. ¿No es tiempo que nosotros también nos hagamos mineros?

Michael Th, Efor, Ian Delta

Traducción: Cristina

El artículo en griego y en francés

Carta abierta de los huelguistas de “Acería Griega”

Carta abierta de los huelguistas de “Acería Griega” para la huelga general del 17 de enero en la provincia de Atenas

Colega,

Te mandamos un cordial saludo de clase. El 2012 puede convertirse en “nuestro año”, del contraataque del pueblo trabajador. No podemos perder ni un minuto, es el momento de la organización y la acción. Seguimos vigorosamente la huelga que hemos comenzado el 31 de octubre, sin tener miedo a los despidos y los chantajes de la patronal. Vamos a seguir hasta que se cumplan nuestras demandas. Que vuelvan los trabajadores despedidos y que todos sigamos trabajando con los horarios y los salarios previstos en nuestros convenios. Para nosotros no hay despedidos y no despedidos, todos somos despedidos, y con este espíritu estamos luchando.

Nuestra lucha está apoyada por toda la clase obrera, por los estratos sociales populares, con una ola de solidaridad y apoyo fehacientes y sin precedentes. Ha provocado la admiración de todos los trabajadores y de la Juventud. Desde todos los rincones de Grecia y del extranjero están llegando mensajes de apoyo. Todos los trabajadores decentes, incluso aquellos que ven con miedo y desconfianza la lucha, o no creen en su eficacia o la consideran su propia lucha. Entienden que la victoria de los obreros del acero será una victoria para todos los trabajadores. Va a crear confianza en sí mismos, ambiente combativo y mejores condiciones, así que el ejemplo de la “Acería Griega” sea seguido por trabajadores en otros sectores laborales.

Colega,

Las medidas que ha tomado el dueño de la “Acería Griega” Mánesis no conciernen sólo a la industria del acero. Ya se están aplicando en varios lugares de trabajo, en muchas industrias. El objetivo es que se generalicen en todos los sectores laborales. Tenemos ante nosotros un invierno fuerte y tenemos que prepararnos para las luchas grandes, duras y de largo plazo que tenemos por delante. El frente oscuro de UE, patronal y gobierno nos está preparando un año peor que el anterior. Esto no cambia con palabrotas y esperas, con el diálogo social, ni con acciones individuales. Todos nosotros somos conscientes de eso.

No cambia, sin embargo, ni con las luchas que sabíamos hasta ahora. Requiere organizarnos en todos los lugares de trabajo, crear unos sindicatos ramales fuertes, con apoyos en todos los lugares de trabajo, en los sindicatos de cada fábrica y en los comités de sindicatos. Requiere un cambio de las correlaciones en todas partes. A acabar con el sindicalismo gubernamental y vendido a la patronal, que está con el bando de los patrones, que identifica nuestro interés con él de los patrones. Sin embargo, nosotros sabemos por experiencia que tal cosa no puede existir. Cada lucha tiene que estar apoyada por todos los trabajadores, como lo está nuestra lucha. Sin todo eso, difícilmente haremos frente a las nuevas medidas anti-obreras que tomará el gobierno en 2012, que serán aún peores de las que trató de pasar Mánesis en la “Acería Griega”.

Os llamamos a tomar en vuestras manos el asunto de la huelga obrera del 17 de enero en toda Ática, una huelga que se vieron forzados a convocar los Centros de Trabajo del Ática. A paralizarse todos los lugares de trabajo en todas las ramas. Que constituya el inicio de unas luchas combativas que tenemos que organizar en 2012, siendo pioneros los trabajadores industriales. Para que no pasen las nuevas medidas brutales, para hacerles retirar una serie de otras que ya se han tomado, a pasar al contraataque hasta tomar en nuestras manos toda la riqueza que nos pertenece. A mostrar nuestra fuerza, que somos nosotros los productores de la riqueza, “que sin nosotros no rueda ningún engranaje, que podemos sin patrones”.

Colega,

Con tu participación en la huelga aportas la mejor solidaridad a nuestra lucha, ayudas también a ti mismo. Si perdemos, tú también vas a perder. Si ganamos, tú también vas a ganar, todos vamos a ganar. El 17 de enero no estás en huelga sólo por nosotros sino por ti mismo, por toda nuestra clase, en contra de tu patrón, en contra de toda una clase de los patrones. Ha llegado la hora de levantarnos. Se lo debemos a aquellos que lucharon antes que nosotros, a los muertos de la lucha. Se lo debemos a nuestros hijos, para ser capaces de mirarlos a los ojos con orgullo, diciéndoles que no nos rendimos, que no los traicionamos. Esto es lo que nosotros estamos tratando de hacer durante todo este tiempo. Estamos apoyados por todos los trabajadores y esto nos da coraje, hace crecer nuestra responsabilidad. Ahora es el momento que todos juntos, obreros, trabajadores autónomos, jubilados, jóvenes, demos un paso adelante con los obreros a la cabeza.

¡Viva la solidaridad obrera. La victoria de los obreros del acero será ante todo una victoria de todos los obreros!

Traducción: verba-volant

El texto en griego.

Shortlink: http://wp.me/pyR3u-aSF

La micropolitique du pouvoir

Les élections sont considérées comme la manifestation éminente de la politique. Toutefois, de nos jours, on a démontré qu’ il n´ est pas correct croire qu’un vote peut changer la situation et qu´ il peut créer des fentes au pouvoir. Il n´ est pas correct croire que le jeu se trouve dans le Parlement ! On ne veut pas, alors, jouer au terrain de l´ adversaire. On ne reconnaît ni le terrain, ni l’arbitrage, ni leurs normes.

Notre ballon se trouve en nos mains et on joue pour faire ouvrir les terrains et pour que tout le monde y sorte, enfin . On joue parce que seulement de cette manière on peut vivre et se réjouir. Hors de normes et en regardant dans les yeux la vie, la vraiment misérable qu’ils nous imposent. Le grand nombre de suicides qui sont jetés rapidement à un côté… à cause de l´ occupation électoral. Les renvois qui se continuent d´ un rythme constant. La faim qui tue de plus en plus de citoyens.

Dans cette situation de crainte où on vit, il n´ est pas possible lutter pour la vie dont on rêve à travers des élections. Pour obtenir cette vie, qui est déterminée par ce qui est décidé avec de la collectivité et de la collaboration dans les assemblées locales et ouvrières, en accentuant l’égalité entre les citoyens, les chaînes d’or de l’indifférence et de l’adjudication ne nous conviennent pas.

L´ occupation et l’autoadministración des lieux de travail, dont on rêve, ne sont pas déterminées par les élections. La distribution libre et gratuite des biens de survie, qui, avec des pas lents mais stables commence à s´ établir, n’est pas déterminée par les élections. La production d’énergie, avec du respect à la nature et sa distribution égale et gratuite ne sont pas déterminées par les élections.

Nous, seulement, on peut construire notre vie comme nous, nous la voulons, sans le Parlement bourgeois. Toute cette lutte ne peut ni doit se concentrer sur les votes, qui légalisent les assassins économiques ou non et encore pis, ils créent les conditions de la prise de décisions pour nous sans nous.

P.S. : ¨Alors, mes amis, moi je crois qu’il est très politique que je sois un oiseau noir sur les murs et pas un bateau d´ un quai désert¨.

De la une du numéro 8 du journal ¨Drasi¨.

Traduction: Cristina

(L’article en grec et en espagnol)


Shortlink: http://wp.me/pyR3u-aRD

La micropolítica del poder

Las elecciones se consideran como la manifestación eminente de la política. Sin embargo, hoy en día se demuestra qué erróneo es creer que un voto puede cambiar las cosas y provocarle grietas al poder. ¡Qué erróneo es creer que el juego se realiza en el Parlamento! No queremos, entonces, jugar en el campo del oponente. No reconocemos ni el campo, ni el arbitraje, ni sus normas.

Nuestro balón está en nuestras manos y jugamos para abrir los campos y para que salga por fin todo el mundo a los solares. Jugamos porque sólo así vivimos y nos alegramos. Fuera de normas y mirando en los ojos la, de verdad, vida miserable que nos imponen. El montón de los suicidios que se echan a un lado rápidamente… debido al entretenimiento electoral. Los despidos que siguen con un ritmo constante. El hambre que sega cada vez a más gente.

En esta situacion de shock y de respeto que experimentamos la lucha por la vida con la que soñamos no es posible que pase por las elecciones. Para conseguir esta vida, que se determina por lo que se decide con colectividad y colaboración en las asambleas locales y laborales, poniendo énfasis en la igualdad entre los ciudadanos, las cadenas de oro de la indiferencia y de la adjudicación no nos convienen.

La toma y la autoadministración de los lugares laborales, con las que soñamos, no se determinan por las elecciones. La distribución libre y gratuita de los bienes de supervivencia, que con pasos lentos pero estables empieza a esteblecerse, no se determina por las elecciones. La producción de energía, respetando a la naturaleza, y su distribución igual y gratuita no se determinan por las elecciones.

Sólo nosotros podemos construir nuestra vida como la queremos, sin el Parlamento burgués. Toda esta lucha no puede ni debe concentrarse en votos, que legalizan a los asesinos, económicos o no y aún peor, construyen las condiciones de la toma de decisiones para nosotros sin nosotros.

P.S.: ¨Pues, amigos, yo creo que es muy político que yo sea un pájaro negro en las paredes y no un barco en un muelle desierto¨.

De la portada del número 8 del periódico ¨Drasi¨.

El texto en griego.

Traducción: Cristina


Shortlink: http://wp.me/pyR3u-aNZ

Sobre el nuevo contrato de préstamo, parte IV

Extraído de un texto publicado, titulado “Sobre las elecciones inminentes, el contrato de préstamo y los chantajes de los élites”. Se va a completar en cuatro partes. Antes de leer la parte II, podéis leer la parte I: “Los puntos principales del nuevo contrato de préstamo firmado entre el gobierno griego, el FMI, la UE y el BCE”, la parte II: “Porque fue firmado el nuevo contrato de préstamo entre el gobierno griego, el FMI, la UE y el BCE (o porque dicen que fue firmado)” y la parte III: “Las consecuencias del nuevo contrato de préstamo”.

Conclusiones

Nos hemos referido reiteradas veces a la irracionalidad profunda del neoliberalismo, así como al hecho de que, en nuestra opinión, el capitalismo moderno de tipo casino ni se puede rescatar con el retorno a los modelos desarrollistas de tipo keynesiano, ni funciona sobre la base de un plan general a largo plazo que tiene unos objetivos predeterminados, sino por el contrario, se caracteriza por una táctica de tipo “lo vemos todo sobre la marcha” y una lógica de tipo “sálvese quien pueda”. También nos hemos posicionado varias veces sobre las teorías de conspiración, las cuales en la actualidad están muy difundidas, y no tenemos la intención de extendernos aún más.

Esta entrada tiene la intención de destapar el falso dilema que se plantea con vistas a las elecciones: “¿dentro de la zona del euro y la UE, cumpliendo con las obligaciones que emanan del contrato de préstamo o destrucción y aniquilación?” El dilema es completamente falso, por no decir que es ridículo. La destrucción total de la sociedad griega está casi llevada a cabo y se completará en breve si continúan las políticas descritas anteriormente (N.d.T. en las tres partes anteriores del mismo texto).

La única esperanza para la sociedad es el cambio de nuestra ruta, a través de la resistencia activa y continua, la auto-organización, la aparición de nuevas propuestas y la acción política que vaya a crear las condiciones para una continua revolución social.

Hay un bloque negro compuesto por unas personas que se visten con trajes y corbatas caros (en los partidos Pasok, Nueva Democracia y otros pequeños partidos neoliberales), detrás del cual se alinea el capitalismo mundial entero, las élites y las clases dominantes. Este bloque, con el fin de mantenerse en el Poder, está dando una lucha rabiosa, intimidando y haciendo una propaganda enorme a través de sus medios de comunicación que tiene en su posesión, sin dudar ni en amenazar ni en aterrorizar a la gente. Ni siquiera le da vergüenza apoyar unas tontas teorías economicistas, que en la práctica se han demostrado totalmente desastrosas.

Hay unos teóricos de la conspiración ultraderechistas o neonazis que han surgido de su estancamiento político y de la predominancia de un imaginario que ya no sólo no puede inflar las mentes con falsos deseos, sino que no puede llenar ni siquiera los estómagos.

Todos estos tienen que ser impedidos por la sociedad misma, suponiendo desde luego que ella se haya percatado del peligro y siempre que mantenga el instinto de auto-conservación. Por otro lado, los creen que pueden tener éxito a través de la vía parlamentaria, simplemente tienen que demostrarlo.

Nosotros por nuestra parte y con vistas a las segundas elecciones [1], vamos a insistir en las palabras de Buenaventura Durruti: «el que vota y no prepara la revolución social, para nosotros es perjudicial, pero igual de perjudicial es el que se abstiene de las elecciones y no prepara la revolución social”, teniendo la convicción de que cada quien por separado y todos juntos debemos poner fin a esta pesadilla, tratando de crear una sociedad lo más libertaria posible.

El período de austeridad, la pobreza y la miseria, la indigencia, la apatía (pasividad) política y la vuelta/giro de la sociedad [2] hacia unas invenciones ideológicas totalitarias, pueden y deben ser impedidos por todos nosotros, por la misma sociedad. Parece que estamos ante una oportunidad histórica para difundir la propuesta de la autonomía individual y colectiva, sobre todo teniendo en cuenta que problemas similares a los nuestros están enfrentando los españoles, los italianos, los portugueses, los irlandeses y muy pronto muchos pueblos más.

El texto en griego.


[1]  N.d.T. el 17 de junio.

[2] En el texto en griego hay un juego de palabras entre vuelta/giro y perversión.

Muchas gracias por la traducción hecha por verba-volant

Shortlink: http://wp.me/pyR3u-aNf