Berlín: Emigrantes griegos echan la bronca a delegados del gobierno griego

No se podrían imaginar los tres miembros del gobierno de Grecia que visitaron Berlín del chasco que se llevarían, al enfrentarse en esta reunión con miembros furiosos de la comunidad griega de la ciudad. Habrían pensado que sería una tarde tranquila, un evento como los que están habituados a asistir en sus numerosos viajes, siempre a expensas del pueblo. Se equivocaron. Metieron la pata y esta vez recibieron…algo de lo que se merecen. Ya la gente se ha percatado del papel de estos títeres, quienes encima tienen la desfachatez de hablar en su nombre.

Sigue la interesante descripción de lo acontecido y el resumen de algunas de las preguntas de los presentes. No hace falta mencionar que los medios de desinformación griegos o internacionales silenciaron el tema o lo presentaron lo más breve posible, como un incidente insignificante o pintoresco, producido por una minoría de gente maleducada que no respetó el rango de los “representantes del pueblo griego”. Uno de ellos, más avanzado en las técnicas de desinformación, justificó en parte a los griegos de Berlín pero no dejó de despotricar contra ellos por no haberse enterado de que todas las medidas de austeridad que conducen al pueblo a la indignación y la miseria son necesarias…

El miércoles 30 de noviembre una delegación de 3 diputados y miembros del gobierno de Grecia, visitó, a expensas del pueblo griego, una comunidad griega en Berlín, Alemania. Los tres diputados, representantes de los tres partidos que componen el gobierno (Pasok, Nueva Democracia y Laos) acudieron al edificio de la sede de la comunidad, escoltados y custodiados por unos bravucones-guardaespaldas que sujetaban porras y armas.

Los reunidos se pusieron furiosos al ver este espectáculo y exigieron y lograron que se retirara la custodia armada de los diputados. Ellos pensaron que iban a hacer una mera “presentación” de los resultados de los contactos del gobierno griego con el gobierno alemán, o sea de la venta al Capital trasnacional de las riquezas del país y de su sumisión a él. No obstante, hicieron planes sin contar con quien debe contarse. No lograron llevar a cabo sus monólogos, como era lo habitual en eventos semejantes. Las personas que tomaron la palabra echaron una bronca a los tres títeres ambulantes, quienes se limitaron a oírles atónitos y obviamente molestos del chasco inesperado que se habían llevado.

Pensaron que podrían presentar la realidad como ellos querrían y calificaron como estudiantes que despilfarran el dinero de sus padres a los jóvenes que estaban entre el público. Unos de ellos tomaron la palabra y les contestaron que no se fueron de su país para Alemania voluntariamente, como el viaje que habían realizado los tres políticos, y que eran trabajadores y emigrantes económicos que se habían visto forzados a emigrar, a causa de la pobreza y el desempleo. También que no tenían el mínimo derecho a criticarles, ya que ellos han sido los que le han estado chupando la sangre al pueblo griego durante tantos años.

A continuación (vídeo, min 1.00) el joven que tomó la palabra les acusó de haber exportado la dictadura de Grecia al sitio donde se celebraba el debate, a causa de la existencia de los bravucones armados que custodiaban a los tres políticos. En este momento se refirió a los fascistas que tiene el gobierno griego, apuntando al diputado del partido ultraderechista Plevris, uno de los tres políticos de la delegación (Magufis y Antónaros los apellidos de los otros dos), recibiendo el aplauso de los presentes.

En el minuto 2.00 del vídeo, otro joven toma la palabra y dice que la tarea de ellos es vender barato la fuerza laboral griega a los alemanes y añade que no le importa un bledo la opinión de los políticos, ya que la tele reproduce sus opiniones cada día y se pregunta por qué la comunidad griega los invitó a estos famosos, estando encima contenta de su presencia en Alemania. Otro joven que tomó la palabra en el minuto 3.00 les preguntó si ellos, que hablan en nombre del pueblo griego, serían capaces de trabajar por 500, 600 o 700 euros al mes. En el minuto 3.15 otra persona toma la palabra y se pregunta porque ahora quieren escuchar a los griegos, si durante tantos años le hacen caso omiso al pueblo. A continuación preguntó al fascista Plevris, uno de los tres diputados, que se había hablado en su reunión con los neonazis alemanes, quienes habían asesinado a una persona en Munich. El diputado ultraderechista se vio forzado a decir que ellos no eran correligionarios suyos, confirmando por enésima vez que estos sujetos no tienen el menor escrúpulo de disimular o renunciar su ideología (pero no olvidarla). La mujer que tomó la palabra justo después concluyó diciendo que con los fascistas y los neonazis no se conversa, dando el golpe de gracia a los tres títeres de las élites económicas y políticas griegas.

Traduction verba-volant.info par realdemocracynowberlingr


Short URL: http://wp.me/pyR3u-9kk

Αναρτήθηκε στις: 02/12/2011